Prorrata de IVA: ¿sabes qué es y cómo aplicarla?

prorrata de IVA

Prorrata de IVA: ¿sabes qué es y cómo aplicarla?

¿Qué ocurre en el caso de que una empresa, empresario o profesional en el ejercicio de su actividad económica presta de manera conjunta servicios o entregas de bienes sujetas a IVA y otras exentas del citado tributo? ¿Podrá deducir el IVA soportado por todos los gastos relacionados con ambas actividades? La respuesta lógica es no. Y para ello está la figura de la prorrata de IVA, pero ¿sabes qué es y cómo aplicarla?

Vamos a suponer por un momento que se desarrollan de manera conjunta dos actividades, como son el arrendamiento de viviendas particulares y locales comerciales. Un caso muy común, ¿verdad? Pero el arrendamiento de viviendas es una actividad exenta de IVA, mientras que el de locales está sujeto. Por tanto, de la actividad exenta no se podrá deducir el impuesto de los gastos relacionados, pero en la sujeta sí. ¿Cómo proceder entonces?

Se podría plantear la llevanza de una exhaustiva contabilidad analítica en la que se detallaran al milímetro los gastos correspondientes a cada actividad, de tal modo que la deducción del IVA únicamente se practicara en aquellos directamente relacionados con la actividad que sí que está sujeta al citado impuesto. Pero es una manera complicada que puede dar lugar a equívocos y a posteriores reclamaciones por parte de la AEAT.

Por este motivo, y para evitar problemas, en la Ley del IVA se contempla una solución denominada regla de prorrata. En muchas ocasiones dicho concepto y su aplicación no están absolutamente claros y no son aplicados de manera correcta. Por este motivo vamos a explicar de manera clara y concisa de qué se trata y cómo es su aplicación. Comenzaremos por definir de forma precisa qué es la prorrata de IVA.

Qué es la prorrata de IVA

Una vez llegados a este punto, ya podemos definir lo que es la prorrata de IVA, de tal manera que quede perfectamente claro y entendible. Se trata del establecimiento de un tanto por ciento en la deducción de las cuotas de IVA soportado para aquellos casos en los cuales se realicen de forma simultánea operaciones con derecho a deducción y operaciones exentas. Puede ser de dos tipos: general o especial. Vamos a ver cómo se aplica en ambos casos.

Prorrata General

Este caso viene determinado por la imposibilidad de realizar un cálculo exacto de cada una de las cuotas de IVA soportado en la proporción correcta que corresponda a la afectación de la actividad que da derecho a la deducción y de la que no.

Por tanto, únicamente va a permitir que se practique la deducción en la proporción del total de actividades, así como de aquellas que dan lugar al derecho.

El término general proviene de que el porcentaje de deducción a aplicar es igual para todos los servicios y bienes que sean adquiridos, por tanto, no se van a tener en cuenta a qué actividad concreta van destinados. Por este motivo resulta algo imprecisa, y es por ello que puede ser deducido IVA en exceso o por defecto.

Se aplica con carácter general y siempre y cuando no resulte de aplicación la modalidad de prorrata especial.

Para obtener el tanto por ciento, es necesario aplicar la siguiente operación matemática:

Porcentaje de prorrata = ( Operaciones con derecho a deducción/Total de operaciones)X 100

 

El número que resulte deberá ser redondeado a la unidad que sea superior.

Cuáles son las operaciones con derecho a deducción

Las podemos dividir en los siguientes grupos:

Operaciones que computan:

  • Operaciones que estén sujetas y no exentas.

Operaciones que no computan:

  • Entregas y exportaciones de bienes de inversión.
  • Aquellas operaciones que se realizan desde establecimientos permanentes que se encuentran fuera del territorio de aplicación del impuesto.
  • Las cuotas de IVA que gravan operaciones que sean realizadas por el sujeto pasivo.
  • Operaciones no sujetas al impuesto determinadas en el artículo nº7 de la Ley de IVA.
  • Operaciones financieras o inmobiliarias que no sean actividad profesional o empresarial del sujeto pasivo.
  • Autoconsumos que sean usados como bienes de inversión.
  • Subvenciones que no constituyan parte de la base imponible.

Respecto a las subvenciones, tanto corrientes como de capital, habrá que tener en cuenta que a partir de entrar en vigencia la Ley 3/2006, quedan eliminadas las restricciones derivadas del derecho a deducir. Pero deberán ser computadas en el cálculo del porcentaje de prorrata las siguientes:

  • Las que son contraprestación tanto parcial como total de aquellas operaciones que estén sujetas, vinculadas al precio y formen parte de la base imponible.

Cuándo se aplica la prorrata de IVA general

La prorrata de IVA general será aplicada en los siguientes plazos:

  • Al cierre del ejercicio del año natural se calcula y se aplica el porcentaje resultante al año siguiente.
  • Si se va a aplicar por primera vez, deberá ser solicitada en los siguiente plazos:
  • En enero del año en que se vaya a aplicar por primera vez.
  • Al final del mes siguiente al que origina la justificación de la solicitud.
  • En ambos casos, será aplicada desde la fecha indicada por el órgano competente perteneciente a la Agencia Tributaria o bien por silencio positivo por parte de la Administración una vez haya transcurrido el período de un mes desde la entrada en registro de la solicitud.

Ventajas e inconvenientes de la prorrata general

La ventaja es que resulta claramente más sencilla de aplicar.

El gran inconveniente que presenta esta opción es la inexactitud que puede conllevar. Esto significa que se pueden producir dos casos:

  • Perjuicio para el contribuyente. Dado que puede ser que la cantidad a deducir a la que tenía derecho sea mayor que la aplicada.
  • Perjuicio para la Administración. En este caso, la cantidad deducida es superior a la que le correspondía al contribuyente.

Prorrata Especial

En el caso de la prorrata especial, a diferencia de la prorrata de IVA general, se procederá de las siguientes maneras en la deducción de las cuotas soportadas:

  • Deducción íntegra de aquellas derivadas de servicios o bienes que hayan sido destinados únicamente a operaciones que tengan derecho a deducción.
  • No tendrán derecho a deducción las correspondientes a aquellos servicios o bienes que se usen de manera exclusiva para operaciones que no tengan derecho a deducción.
  • Se aplicará el tanto por ciento de la prorrata general a los servicios y bienes de las operaciones que solamente tengan el derecho de deducción parcial, es decir, aquellos que se usen de forma indistinta para ambas actividades.

Cuándo se aplica la prorrata de IVA especial

La opción de aplicación de la prorrata de IVA especial será aplicada en los siguientes supuestos:

Por opción ejercitada por el sujeto pasivo

En el caso de que la opción se ejercite de manera voluntaria por el contribuyente, esta deberá ser solicitada en la forma y plazos determinados:

  • Mediante autoliquidación correspondiente al último trimestre del año natural. Procederá en tal supuesto la regularización de las deducciones de IVA soportado durante el ejercicio.
  • Mediante declaración censal de inicio de actividad.

La validez de dicha opción será, siempre y cuando no se produzca revocación, de tres años naturales, contando el primero al que se refiere la prorrata.

Si se desea revocar, deberá ser indicado mediante la autoliquidación del impuesto correspondiente al último trimestre del ejercicio. En este supuesto, también se procederá a la regularización de las deducciones realizadas durante el mismo.

A instancia de la Administración Tributaria

La propia administración podrá imponer con carácter obligatorio la prorrata especial en los siguientes casos:

  • Cuando el perjuicio de la aplicación de la prorrata general exceda del 10% del resultado obtenido en las deducciones practicadas si se aplica la prorrata especial.
  • Para aquellas entidades que según lo establecido el Reglamento de IVA en su artículo 63 bis. 3, ejercitaran la opción del nivel avanzado del Régimen Especial del grupo de entidades del IVA en relación con el sector diferenciado de las operaciones intragrupo.

Y de este modo, esperamos que haya quedado claro que es la prorrata de IVA y cómo ha de ser aplicada para evitar errores que tengan consecuencias perjudiciales en el futuro. Cualquier duda que pueda surgir, no dudéis en contactar con nuestra asesoría, os daremos un trato especializado y profesional.

Te LLamamos Gratis
Queremos ayudarte en todas tus dudas. Si quieres que contactemos contigo escribe debajo tu nombre y tu número de teléfono y te llamaremos de forma totalmente gratuita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *